La única guerra que vale la pena, es la del hombre contra el hambre.

conin4

El doctor es un baluarte en la lucha contra la desnutrición infantil y recorre Salta firmando convenios contra el hambre.

El doctor Abel Albino está en Salta con un esperanzador mensaje para terminar con el hambre y la desnutrición infantil. Ayer firmó un convenio que acuerda el trabajo conjunto entre el Gobierno de la Provincia, la Municipalidad de Salta, la Fundación CONIN (Cooperadora para la Nutrición Infantil), la Universidad Nacional de Salta, y organizaciones de las sociedades civiles que integran “Salta Solidaria en Red” a fin de mejorar la infraestructura y los modelos de funcionamiento de los comedores y/o merenderos. El programa permitirá además la adecuación de los Comedores Infantiles para formar parte del programa piloto de conversión a Instituciones de Desarrollo Comunitario (IDC); la formación de Líderes Educadores dentro de la comunidad para que multipliquen los saberes adquiridos dentro de sus áreas de influencia y el fortalecimiento del trabajo de las instituciones seleccionadas que desarrollan prestaciones alimentarias como objetivo principal.

Para hoy se prevé la inauguración del primer Centro de Lucha Contra la Desnutrición Infantil en Orán, en el marco de las acciones emprendidas por la Fundación Tabacal, con el soporte de la Fundación CONIN. Su misión será promover acciones en la región para que los niños de hasta 18 meses de vida cuenten con una nutrición adecuada en esa etapa, lo que evitará la desnutrición que podría originar un daño cerebral irreversible. El centro que se inaugurará en Tabacal, hoy a las 10.30, conformará la Red de Centros CONIN del país.

“Tenemos que terminar con la eterna guerra del hombre contra el hombre e iniciar todos juntos la única guerra que vale la pena, la única en que todos ganan, la guerra del hombre contra el hambre”, es una frase que sintetiza el pensamiento del doctor Albino, quién nació en 1946 en Buenos Aires. En 1972 se graduó con el título de médico en la Universidad de Tucumán y al año siguiente viajó a Chile para especializarse en pediatría en el Hospital Luis Calvo Mackena. Ahí conoció al profesor Fernando M”nckeberg y se contactó por primera vez con la problemática de la desnutrición.

En el acto que tuvo lugar ayer en el Centro de Convenciones de Grand Bourg, Abel Albino dijo en referencia a la creación del Centro de Nutrición en Tabacal: “Salta es un ejemplo para la Argentina, vemos unión, concordia y afecto detrás del éxito de estas criaturas que ocuparán nuestros lugares cuando no estemos”. Para Albino, la única debilidad mental que se puede prevenir y revertir, la única creada por el hombre, es la debilidad mental del desnutrido. Por eso el 4 de septiembre del 1993 creó en Mendoza la Fundación CONIN.

Cinco claves para potenciar el futuro

El médico explicó que “la desnutrición genera debilidad mental y eso se puede revertir a través de lo que se haga en el primera año de vida”. Marcó cinco elementos fundamentales para una población sana: preservar el cerebro en el embarazo y el primer año de vida, educación, cloaca, agua corriente y caliente y por último, luz eléctrica. “Con todo ello garantizamos potencias en 30 años”. La Real Academia Española lo nombró miembro de número y recibió por CONIN el premio al mejor emprendimiento institucional en nutrición comunitaria del mundo.